viernes, 26 de marzo de 2010

EL NOMBRAMIENTO DE ALONSO YAÑEZ FAJARDO COMO ADELANTADO DEL REYNO DE MURCIA.




EL NOMBRAMIENTO DE ALONSO YAÑEZ FAJARDO COMO ADELANTADO DEL REYNO DE MURCIA.


El pasado día 7 de febrero en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de esta Villa de Molina de Segura, tuvo lugar el acto de presentación del “Libro Becerro de la Casa y Estado de los Vélez”, presidido por el consejero de Educación y Cultura, Juan Ramón Medina que estuvo acompañado de la duquesa de Medina Sidonia, Luisa Isabel Álvarez de Toledo, y del alcalde del municipio, Eduardo Contreras. Se contó además con la presencia de los autores y de los editores Francisco Reyes Marsilla de Pascual y Domingo Beltrán.

El “Libro Becerro de la Casa y Estado de los Vélez” fue redactado en 1635 por orden del V Marqués de los Vélez, Pedro Fajardo Pimentel, y es un resumen de los derechos históricos de los marqueses sobre las villas de su estado, así como de la hacienda y administración marquesal.

Gracias a la invitación que me envió el Cronista Oficial de la Villa de Molina de Segura D. Antonio de los Reyes, pude asistir a este importante acto. A su conclusión fui obsequiado con una valiosa reproducción del libro original. Además, también recibí un segundo libro. Éste, editado por la Fundación Séneca el Ayuntamiento de Molina de Segura, con la trascripción y las notas oportunas realizadas por los autores.

Repasando el segundo libro citado, en su página 114 podemos leer:

“El señor don Alonso Yañez Fajardo, primero deste nombre fue muy belicoso cavallero y en este reyno de Murçia, por ser frontera de Granada y Aragón, hiço ynsignes demostraçiones de su valor y persona y alcanço grandes victorias, principalmente la memorable del puerto de la Olibera, donde don Farax Aven Ruan, caudillo de la casa de Granada, llevo mill y quinientos hombres de a cavallo, con quien corrio todo el campo de Cartagena y saliendo señor Alonso Yañez Fajardo con el pendon deMurçia y quatroçientos ginetes y algunos peones, los devarato, vençio y mato mucha gente y trajo muchos cautivos a Murçia, y en las guerras que tuvo el rey don Juan el primero contra Portugal llamo y llevo consigo a este cavallero, y estando en la Puebla de Montalban, a siete de noviembre de mill tresçientos y ochenta y tres, le hiço adelantado mayor deste reyno de Murçia (aunque el (8) padre Huelamo diçe que fue quien le hiço esta merced fue su hijo el rey don Enrique terçero, año de mill tresçientos y noventa)…”
(8) En el escrito original, al margen izquierdo, con letra de la época: Huelamo en La vida de San Gines.

En la lectura de este párrafo me llamó poderosamente la atención la duda recogida por el escribiente del “Libro Becerro de la Casa y Estado de los Vélez” , sobre qué rey y en qué año en concreto se nombró a D. Alonso Yañez Fajardo adelantado mayor del reyno de Murcia. Y sobre este particular me puse a investigar en un intento de despejar esta incógnita de la manera más rigurosa posible y que ésta fuese mi modesta contribución en este III Congreso de la Asociación de Cronistas Oficiales de la Región de Murcia, que celebramos en Molina de Segura, y que coincidiendo con el V Centenario del Marquesado de los Vélez se ha apostado decididamente por el tema de “Los Fajardo”.
Durante muchos días consulté en muy diversos medios, archivos y documentos. Mi sorpresa fue grande cuando descubrí que no sólo no podía encontrar una solución satisfactoria a estas incógnitas. Al contrario, alguno de los documentos consultados añadían nuevas fechas, e incluso salió algún otro nombre del rey en cuestión. Así las cosas, no niego que pensé en desistir de mi empeño por la proximidad de la fecha de celebración del III Congreso.

Pero la suerte a veces se alía con quienes investigamos, y la respuesta la encontré el libro “Discursos Históricos de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Murcia y su Reino” terminado de escribir en el año 1614 por el Licenciado Francisco Cascales y publicado en 1621, aunque la edición que ha llegado a mis manos es la tercera publicada por Miguel Tornel y Olmos en el año 1874.

Concretamente en el Discurso Octavo correspondiente al Reinando D. Juan el Primero, en el capítulo VII, P.177 y 178 podemos leer.
“El rey D. Juan, sabidas las nuevas de lo que en Lisboa pasaba, fue á gran priesa para Portugal, con algunos caballeros y hombres darmas, y entre ellos llevaba consigo á Alonso Yañez Fajardo, que le había hecho salir de Murcia para servirse de él en esta jornada. Y estando en la Puebla de Montalvan, tuvo consejo si entraría ó no en Portugal, antes que se moviese más escándalo en él. Y aunque hubo muchos de contrario voto, se determinó de partir á la ciudad de la Guardia para meterse a Portugal; y antes que se partiese, echando de ver los muchos y buenos servicios de Alonso Yañez Fajardo, y cuan mal quisto estaba en Murcia, y cuan viejo D. Juan Manuel, conde de Carrion, proveyó por su adelantado mayor á Alfonso Yañez Fajardo, que presente estaba; y proveído siguió su camino, dejando despachada la provisión de este adelantamiento en esta forma,
D. Juan, por la gracia de Dios, rey de Castilla, de León, de Portugal, de Toledo, de Galicia, de Sevilla, de Córdoba, de Murcia, de Jaén, del Algarbe, de Algecira y señor de Lara y de Vizcaya, y de Molina. Al Concejo, y caballeros, y escuderos, y oficiales y hombres buenos de la noble ciudad de Murcia, y á todos los Concejos y alcaldes, jurados, jueces, justicias, merinos, alguaciles y otros oficiales cualesquier de todas las ciudades, villas y lugres del reino de la dicha ciudad que agora son ó serán de aquí adelante, y á cualquier ó á cualesquier de vos que esta nuestra carta viéreles, ó el traslado de ella, signando de escribano público, sacando con autoridad de juez ó de alcalde, salud y gracia. Sabed que nos tenemos por bien, y es nuestra merced que Alfonso Yañez Fajardo, nuestro vasallo, sea de aquí adelante nuestro adelantado mayor en el dicho reino de Murcia; por cuanto entendemos que es tal que guardará nuestro servicio, y el bien y honra y guarda de toda esa tierra. Por lo cual os mandamos que hayáis de aquí en adelante por nuestro adelantado mayor del dicho reino al dicho Alfonso Yañez Fajardo, y uséis con él, y con el adelantado, y adelantados y alcaldes que él por sí pusiere en el dicho oficio del adelantamiento, y que venga á sus emplazamientos y á sus llamamientos, cuando os enviare á llamar o emplazar; y que obedezcáis sus mandamientos, y los cumpláis en las cosas que pertenecieren a dicho oficio; y que le acudáis y hagáis acudir con todas las rentas y derechos, yantares, y penas, y calumnias y aventuras que al dicho oficio pertenecen, y pertenecer deben en cualquier manera bien y cumplidamente de forma que no falte por cumplir cosa alguna, según que mejor y más cumplidamente usastes y acudistes con todas las cosas sobredichas, y con cada una de ellas á los otros adelantados mayores que fueron en el dicho reino de Murcia en los tiempos pasados, y en tiempo del rey D. Alonso nuestro aguelo, y el rey D. Enrique nuestro padre, que Dios perdone, y en el nuestro, hasta aquí. Y los unos y los otros no hagáis otra cosa en ninguna manera, so pena de nuestra merced, y de dos mil maravedís á cada uno para la nuestra cámara: y demás de esto, sino quisieredes hacerlo, y cumplir así, por esta nuestra carta mandamos al que os la mostrare, ó el traslado de ella signado, como dicho es que os emplace que parezcáis ante nos vos los dichos Concejos, por vuestros procuradores, y los oficiales por vos mismos, desde el día que os emplazare hasta quince días primeros siguientes, so la dicha pena á cada uno, á decir por cual razón no cumplís nuestro mandato. Y de cómo esta nuestra carta os fuere mostrada, y los unos y los otros la cumplieredes, mandamos so la dicha pena a cualquier escribano público, que para esto fuere llamado, que dé luego al que os la mostrare testimonio signado porque nos sepamos como cumplís nuestro mandato. Y no dejéis, ni dejen de hacer por el ordenamiento que el Rey nuestro padre, que Dios perdone, hizo en las cortes, el cual nos confirmamos en que se contiene que las cartas nuestras que fueren selladas con nuestro sello de la Puridad, sean obedecidas y no cumplidas. Dada en la Puebla de Montalvan diez y siete días de noviembre, era de 1421 años.-Nos el Rey”.

Trajo también, continúa el relato de este VII capítulo el Licenciado Francisco Cascales, el adelantado Alonso Yañez Fajardo, juntamente con su provisión, una carta del Rey, por la cual pide ciertos maravedís prestados a los vecinos de Murcia que en ella nombraremos; y lo mismo hizo el Rey con los vecinos principales, y ricos de otras ciudades, para socorrer la gente que tan aprisa convocaba para la entrada de Portugal que se sospechaba claro no podía ser sin guerra. (a continuación transcribe la carta que concluye así:) .... “Dada en la Puebla de Montalvan á vente y cuatro días de noviembre, era de mil y cuatrocientos y veinte años.- Nos el rey”. Esto es una semana después de su nombramiento.

También es muy interesante el siguiente capítulo (VIII, P.179-180) por que en él se recoge una de las primeras disposiciones tomadas por Alonso Yañez Fajardo a su llegada a Murcia, como fue el nombramiento de su teniente en la persona de su sobrino Pero Gomez Davalos. En este texto, también muy detallado por el Licenciado Francisco Cascales, Alonso Yañez Fajardo vuelve a citar a su Rey como nieto del rey D. Alfonso e hijo del rey D. Enrique: esto es Juan I.

El nombramiento realizado por Alonso Yañez en favor de su sobrino concluye así: “ … Y como yo, sobre todo lo que he dicho es, le doy todo mi poder cumplido para usar el dicho oficio del dicho adelantamiento tan bastante como yo lo he por la dicha carta del dicho señor Rey; y porque dello seais ciertos le dí est mi carta sellada con mi sello en que escribí mi nombre. Fecha doce días de diciembre, era de 1421 años”.

En el Capítulo XVI y último del Discurso Octavo correspondiente al Reinando D. Juan el Primero, entre otras cosas Cascales nos cuenta el fallecimiento de este monarca:
“…entonces apareció en el Concejo Lope Ruíz Davalos, acabado de llegar de la Corte, donde había ido con Alfonso Yañez Fajardo, Adelantado mayor del Reyno de Murcia, y dixo; que hallandose él, y el dicho Adelatado cerca de Iuste, toparon un Cavallero del Rey, y aparando al Adelatado, le dixo en puridad, por nuevas ciertas, como el Rey Don Juan era muerto de una caída, que dio de un caballo.(…) Y sucedió esta desgraciada muerte en este año (1390) á nueve de Octubre, siendo de treinta y dos años, y su cuerpo fue enterado en la Santa Iglesia de Toledo, en la Capilla de los Reyes, donde estaban sepultados su padre, y madre.
Antes de entrar en Murcia el Adelantado Alonso Yañez de Fajardo, fue á verse con el Marqués de Villena, para que con el aviso de esta nueva, guardase con cuidado sus tierras de escandalos, y movimientos, y luego dio la buelta a Murcia, donde halló asi los vecinos de esta Ciudad, como los demas circunvecinos, ocupados en las obsequias Reales, con grandes lutos de vestidos negros, generalmente hombres, y mugeres, según uso nuestro, desde la muerte de Hispan, en que comenzaron á usar mantos negros por luto las mujeres, en vez de los lutos blancos que usaban antes”.

Así pues, parece más que evidente por estos documentos, y otros varios de la misma fuente, que tanto el escribiente de D. Pedro Fajardo Pimentel, como el Padre Huelamo erraron en sus apreciaciones, tal vez debido a que la información la obtuvieron por transmisión oral, dándola por buena sin la debida comprobación con documento alguno. Sobre este particular, la actual Marquesa de los Vélez, doña Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, en el prólogo del libro de los “Estudios Críticos y Trascripción del Libro Becerro de la Casa y Estado de los Vélez”, P.15, escribe: “Estos breves relatos no suelen atenerse a la realidad histórica. Misión del autor es favorecer a la estirpe; se disimulan defectos y maldades, resaltando el acierto y bondades de los biografiados, a más de magnificar sus victorias y la importancia de los cargos que ejercieron, aun siendo objetivamente modestos o de salón…”

Sin embargo los escritos del Licenciado Francisco Cascales en su libro “Discursos Históricos de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Murcia y su Reino” coetáneo al “Libro Becerro de la Casa y Estado de los Vélez”, por la gran cantidad de detalles: nombres, fechas… parece que Cascales tiene delante de sí los documentos originales, pudiéndose sólo así entender la minuciosidad con que describe los acontecimientos.

Todo lo anteriormente expuesto me hace reafirmarme en mi convicción de que: D. Alonso Yañez Fajardo fue nombrado Adelantado Mayor del Reino de Murcia por el rey Juan I, en la Puebla de Montalvan el día diecisiete de noviembre de 1421.




Juan Vivancos Antón
Cronista Oficial de Cabezo de Torres


Artículo incluido en el libro "Los Fajardo y el Marqués de los Vélez" que contiene las actas del III Congreso de Cronistas Oficiales de la Región de Murcia celebrado en Molina de Segura en 2007.
Pag. 97-104

No hay comentarios: